Es un hecho que el second screen ha llegado y no tiene pinta de marcharse de nuestras vidas en mucho tiempo… Y para muestra un botón, algunos datos (de USA, pero no por ello menos válidos):

  • El año pasado VIACOM International Media Networks, casa madre de canales como MTV, Paramount, Nickelodeon, determinó que el 70% de su público joven interactuaba con otros fans (audiencia) vía segunda pantalla (smartphones, tablets…) mientras veían sus programas favoritos.
  • El Video Music Award 2014 celebrado el pasado fin de semana generó 12,6 millones de tweets de 1,9 millones de usuarios únicos lo que supuso la nada despreciable cifra de 574,8 millones de impresiones.
  • Puedes leer el resto del ranking publicado por Nielsen en The Wrap.

datos nielsenComo comentábamos el otro día en este mismo blog, las cadenas y productoras tienen que ponerse las pilas y afrontar el nuevo reto con mucha creatividad, algunas ya lo están haciendo pero nos queda un largo recorrido por delante.

Entonces ¿Cuántas pantallas hacen falta para ver un programa de televisión? está claro que al menos dos (de ahí el nombre second screen) una para ver el programa y otra para comentarlo… Hay quien incluso se aventura a responder que “depende de cuánto dure la batería”

Desde hace unos meses en DOG Social Intelligence hemos lanzado DOGTRACK, una plataforma que permite integrar en tiempo real los mass media con las redes sociales. Y es que, a propósito de este cambio en la forma en que tenemos de acceder a los medios, la forma de trabajar en las redacciones, necesariamente ha cambiado, y esto pasa tanto en televisión, como radio y prensa. Se hace necesario poder tomar decisiones con una mayor rapidez, basándose en datos sólidos que van más allá del apunte de audiencia: hablamos de conocer de verdad lo que quiere y busca la persona que comenta en las redes sociales mi programa, lo que le motiva, de lo que habla mientras ve un partido de fútbol, un reality show o el telediario. Por eso son cada vez más medios que confían en nosotros, porque podemos ayudar a definir sus estrategias de comunicación aportando de esta forma un valor añadido a sus estrategias comerciales .